Artículos Técnicos
Inseminación Artificial
Las ventajas de comprar semen en centros y bancos habilitados por el SENASA
La habilitación de los centros de inseminación artificial (i.a.), de los bancos de semen y embrio-nes y de los machos dadores confiere una garantía sanitaria, zootécnica y de calidad certificada por el Estado para el producto final: el semen procesado.
   La garantía aludida incluye, entre otros, los detalles de cada uno de los siguientes sectores:
   
   a. Las instalaciones:
   Los centros / bancos han sido habilitados luego de una inspección inicial, que se repite con pe-riodicidad como control, en aplicación del Decreto Ley Nº: 20.435/73 y el Decreto Nº 4678/73
   
   Esta habilitación requiere:
   
   · La existencia de ambientes / laboratorios de procesamiento, de evaluación y de almacenamiento / conservación debidamente aislados de los sitios de colección de semen y de estabulación / te-nencia de los toros dadores;
   
   · El procesamiento del material seminal bajo control microbiológico activo mediante la adición de antibióticos a los diluyentes de semen;
   
   · La existencia de equipamiento adecuado para el procesamiento y la conservación del semen con garantías de higiene y de identificación de las porciones de semen para permitir su ulterior traza-bilidad;
   
   · La colección de semen en condiciones de higiene con equipos de recolección que se desinfectan después de cada uso y son aplicados por personal debidamente vestido y aseado;
   
   · La existencia de instalaciones de aislamiento o cuarentena, totalmente independientes del resto del centro, para la observación y control de los dadores ingresantes y de eventuales casos de tra-tamiento médico de dadores residentes. Para tales fines todo el equipamiento para el manejo de los animales y su aseo, la comida y la bebida son exclusivos de esta sección y no tienen contacto alguno con los animales residentes.
   
   b. Los machos dadores:
   Deben ingresar al centro por el área de cuarentena donde son sometidos al examen clínico de ingreso, a las pruebas diagnósticas para las enfermedades previstas por la reglamentación sanitaria vi-gente y a la observación clínica durante el tiempo previsto en ellas . Los laboratorios de diagnóstico que procesan las muestras deben estar habilitados por el SENASA.
   
   Los machos dadores que aprueban todas las exigencias sanitarias y zootécnicas reciben su “có-digo de habilitación” individual otorgado por el SENASA, que debe ser mantenido en vigencia mediante los controles periódicos previstos en la reglamentación sanitaria del SENASA.
   
   c. Los animales súcubos o señuelos:
   Los animales súcubos deben recibir el mismo tratamiento higiénico-sanitario como los machos dadores.
   
   d. El personal técnico:
   Debe reunir las exigencias de la reglamentación de las actividades para desarrollar y ejecutar los métodos de inseminación artificial.
   
   e. El semen importado que se comercializa:
   Las empresas internacionales interesadas en exportar hacia nuestro país eligen sus agentes en-tre centros / bancos locales habilitados por el SENASA por la garantía implícita, entre los que eligen a los que mayores garantías brindan por aplicación de los mismos criterios que se usan para el semen de producción local.
   
   f. La exportación de semen:
    Las cabañas argentinas que deseen exportar semen de sus reproductores sólo lo pueden hacer si el semen es obtenido y procesado en centros habilitados. La exportación a los países del MERCO-SUR se rige por las resoluciones del SENASA Nº 740/96 y 766/96 que pusieron en vigencia las “Nor-mas sanitarias para la habilitación y funcionamiento de centros de producción de semen de los estados parte del MERCOSUR”.
   
   g. El control impositivo:
    Los centros / bancos habilitados por el SENASA se encuentran sometidos al control de la Direc-ción General Impositiva, control que conlleva una operatoria comercial transparente con una tributación en consonancia.
   
   La identificación del semen
   
   Para la inscripción en los registros genealógicos y también para los programas de trazabilidad de la carne la confiabilidad de la identidad de los padres usados depende de una debida identificación de las dosis de semen que se emplean en la i. a.
   
   A este respecto ya el Decreto Ley 20.425/73 y el Decreto 4678/73, denominados REGLAMEN-TO DE LAS ACTIVIDADES PARA DESARROLLAR Y EJECUTAR LOS MÉTODOS DE INSEMINACIÓN ARTIFICIAL mencionan este aspecto repetidas veces.
   
   En el mensaje del Ministro de Agricultura y Ganadería, Ernesto J. Lanusse, al Presidente de la Nación para el Decreto Ley se dice en el párrafo 12 con respecto a las responsabilidades de los profe-sionales médicos veterinarios: que deberán certificar tanto la aptitud zoogenética e higiénico-sanitaria de los reproductores dadores de semen, como también el origen, IDENTIFICACIÓN y aptitud del mate-rial seminal que se comercialice.
   
   En el ANEXO al Decreto Nº 4678 aparecen las siguientes precisiones:
   
   a) Capítulo I (de los profesionales y de los auxiliares inseminadores)
   Inciso 1.2.2.: Certificar origen, IDENTIFICACIÓN y calidad de material seminal.
   
   b) Capítulo II (de los establecimientos habilitados):
   
   v Inciso 2.3. , segundo párrafo: La totalidad del material seminal existente en los cen-tros deberá estar correctamente IDENTIFICADO con las garantías de origen y con-cordar con las anotaciones diarias del libro de existencias, entradas y salidas. La re-expedición del materiaL seminal será certificado en cuanto a su IDENTIFICACIÓN por el o los técnicos responsables del mismo.
   
   v Inciso 2.4.: (…) Toda la actividad sobre entrada y salida de material seminal, correc-tamente IDENTIFICADO, deberá documentarse y registrarse en libros rubricados por profesional legalmente autorizado.
   
   c) Capítulo IV (del material seminal):
   
   v Inciso 4.1.: (…) refrigerada o congelada y fraccionada en dosis PERFECTAMENTE IDENTIFICADAS para su uso en inseminación artificial. (…)
   
   Deberá en todo momento demostrarse su origen e IDENTIFICACIÓN respecto al re-productor a que pertenece, condiciones que serán certificadas…(…).
   
   v Inciso 4.2.: La autoridad zootécnica nacional podrá intervenir partidas de material seminal en tránsito o en depósito a los efectos de constatar su calidad y que las mis-mas se hallan amparadas por el certificado de origen e IDENTIFICACIÓN. En caso de comprobarse que el material seminal no es apto para la siembra o no se pueda ACREDITAR FEHACIENTEMENTE SU IDENTIFICACIÓN y origen, procederá el co-miso de las partidas en tales condiciones.
   
   v Inciso 4.4.: (…) la que tomará intervención en todos los casos, a efectos de avalar las certificaciones de IDENTIDAD y calidad zootécnica e higiénico-sanitaria de los repro-ductores dadores de semen y del material seminal a exportar.
   
   En las normas sanitarias para la habilitación y el funcionamiento de los centros de producción de semen de los estados parte del Mercosur (SENASA Resol. Nº 740/96 que pone en vigencia las Resol. Nº 68/94 del Grupo Mercado Común) también se habla de “envases unitarios claramente identificados con el nombre y el número de registro del reproductor, fecha de recolección y país de origen del se-men”. Esta normativa se reitera cuando se habla de la certificación zoosanitaria mediante la cual el vete-rinario oficial certifica que “inmediatamente después del procesamiento, el semen fue colocado en pa-juelas esterilizadas, con el nombre y número de registro del dador, la fecha de colecta y el nombre del centro de producción del semen”.
   
   Las empresas reunidas en la CABIA aplican toda la normativa descripta.
   
   
   Cámara Argentina de Biotecnología de la Reproducción e Inseminación Artificial
   CABIA

CABIA © 2017